Juventus 0 Madrid 3

Comenzó el partido y, un par de minutos después, el 0-1. Con el transcurrir del reloj, me pareció ver otra vez al Real Madrid de Septiembre-Diciembre. Es como si la Final de Cardiff hubiese quedado 5-1, y el partido de ayer comenzase en el minuto 3. Esa fue la impresión que me dio la hora de fútbol que transcurrió desde el 0-1 hasta el 0-2. 
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El gol del único jugador del planeta que he visto que pueda cazar de chilena un balón que estaba colgado a casi dos metros y medio no puede -sí puede en realidad, pero no debe- enturbiar el partido que hizo ayer el equipo italiano. Durante 1 hora de partido fue, para mí, claramente superior al Real Madrid. Y la clave estuvo en los laterales blancos. El ‘2’ y el ’12’ no pueden estar arriba, deben llegar o aparecer. Como en esos 60 minutos, Carvajal y Marcelo estaban siempre arriba, hubo veces en las que tuve la impresión de que Modric y Kroos habían cambiado sus funciones en el Madrid y habían pasado a ser laterales, lentos, sin oficio en la zona y en terrenos poco conocidos para ellos. La verdad, no me gustó el equipo blanco. 

Menos me gustó Isco. Me gustaría ver unas estadísticas de los balones que tocó en los últimos 25 minutos de la primera parte. No apareción en mi televisor. No se dejaba ver. Y con Marcelo marcado por sí mismo al esperar recibir tan arriba, Modric desubicado por la cercanía de la cal, Benzemá bastante perdido y Alarcón sin entrar en escena, vimos a un Khedira que hizo un gran partido y un Betancur que parecía llevar jugando a esto de la Champions un porrón de ediciones. Eso se tradujo en que Dybala hiciera de las suyas cerca del área blanca. Solo Ramos (disfrazado ayer de Helguera) pudo taponar -que no parar- los tiros del crack argentino. 

Particularmente, vi mucho mejor la Juventus que el Real Madrid. Pero claro, llega la expulsión de Dybala, el fallo de Chiellini-Buffon y la chilena de Cristiano y emergen como un tsunami en nuestra memoria y el recuerdo de lo que pudo ocurrir en el partido. Y no podemos caer en esa tentación. Justo al acabar el partido sentí que había visto parte de la historia de este deporte. Pero como mi dualidad mental es así, también me evocó al momento en que otro Ronaldo, Nazario y brasileño, hizo algo parecido en unos cuartos de Final de Champions en Old Trafford… 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
La historia acabó con el Madrid eliminado en semifinales porque no se analizó que aquél equipo, a nivel defensivo tenía una portería que parecía el arco iris; y todo el mundo se quedó con la exhibición del 9 blanco y los aplausos ingleses. Es que ni siquiera nadie habló de que ese partido lo perdió el Madrid. 

Termino diciendo que no creo que Benzema e Isco deban compartir más alineación en el Real Madrid en lo que les queda de deportistas profesionales. Me da que uno le hace un daño tremendo al otro y que es el conjunto el que lo sufre. Ni Cristiano puede solucionar eso.