Valencia

El Valencia y el RC Deportivo despidieron la liga en Mestalla. El Valencia, clasificado para Champions, estaba de celebración. En cambio, el RC Deportivo de Clarence Seedorf, ya descendido a Segunda División, quería acabar la competición dándole una última alegría a su afición.
Ambos equipos fueron polos opuestos. El Valencia, tras varios años estancado, logró recuperar su mejor nivel y, gracias a jugadores de la talla de Zaza, Kondogbia, Rodrigo o Guedes, volver a clasificarse para competiciones europeas. El juego desplegado por los de Marcelino les permitió ser uno de los equipos revelación de la temporada. Por su parte, el conjunto gallego vivió un año para el olvido. De pesadilla. El equipo herculino había realizado grandes incorporaciones, como Lucas Pérez o Adrián y parecía que iba a tener una temporada tranquila. Incluso su presidente, Tino Fernández, afirmaba durante el verano que el objetivo del Deportivo era quedar “sexto, séptimo o ganar la Copa”. Muy lejos de la realidad.
Mujaid Sadick y Enrique Fornos. Dos centrales de las cantera del Deportivo fueron llamados por Seedorf para este encuentro. El premio se lo llevó el juvenil, Mujaid, que, tras debutar la jornada pasada contra el Villarreal en Riazor, tuvo la oportunidad de jugar los 90 minutos en la élite. No desentonó. Se mostró férreo, rápido al corte y con buena salida de balón, demostrando que el conjunto blanquiazul tiene en sus manos un central de muchísimo futuro.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El partido transcurrió como era esperado. El Valencia fue claro dominador del encuentro y, además de los dos goles, tuvo varias oportunidades para abrir brecha en el marcador. El equipo blanquiazul contaba con varias novedades en el once y se encontraba perdido en tierras valencianas.
Guedes, Zaza o Rodrigo estaban de dulce y el Deportivo no acababa de crear peligro a la portería de Jaume. Tras la entrada de Lucas y Adrián todo cambió. Un gol de del delantero coruñés recortaba distancias en el marcador y se metía en el partido. Tuvo varias oportunidades de peligro, en las botas de Kron-Delhi y Borja Valle, pero Jaume, espectacular en portería, impidió el empate.
Buen partido visto en Mestalla en la despedida de la temporada. El Valencia buscará retener a sus piezas más importante de cara el año que viene. Mientras, el Deportivo empieza una reestruccturación obligada de cara a su regreso a primera. Ambos tendrán que afrontar dos objetivos ambiciosos el próximos año: unos, dejar un buen
Alineaciones
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Valencia CF: Jaume, Gayá, Murillo, Garay, Vidal, Guedes, Maksimovic, Parejo (sustituído por Kondogbia en el minuto 62), Soler, Rodrigo (sustituído por Vietto en el minuto 67) y Zaza (sustituído por Santi Mina en el minuto 64)
RC Deportivo: Koval (sustituído por Tyton en el minuto 83), Juanfran, Valentín (sustituído por Adrián en el minuto 62), Mujaid, Navarro, Kron-Delhi, Mosquera, Emre, Luisinho, Bakkali (sustituído por Lucas Pérez en el minuto 59)y Borja Valle
rendimiento en competiciones europeas, mientras, el equipo gallego, buscará el ascenso por la vía rápida a Primera división.

Sevilla

Con lágrimas en los ojos y las palmas en alto se despedía esta tarde Joaquín Caparrós del Ramón Sánchez-Pizjuán, el estadio que ha marcado su carrera como técnico. Lo hacía igualando a Manolo Cardo como entrenador con más participaciones en Primera en el banquillo nervionense (156), y con la sensación agridulce de que debieron ser más. En apenas un mes, el utrerano ha descifrado el enmarañado emocional del equipo, y le ha devuelto una voracidad inédita durante los mandatos de Berizzo o Montella. Quién sabe de qué habría sido capaz si la Liga durara dos meses más.
En una última jornada atípica por la intrascendencia de sus partidos, Sevilla y Alavés saltaron al verde con las armas enfundadas en sus cartucheras y el bronceador solar en la mochila. Un partido de palas con la marea tranquila que sólo Ben Yedder se atrevió a boicotear con un gol en el 28′. Entretanto, el ‘Mudo Vázquez’ hacía las veces de niño revoltoso que se dedica a salpicar arena, sacando de quicio a una zaga que se preguntaba si la llegada del verano no iba con aquél tipo espigado. Con todo, Abelardo no tiró en ningún momento el partido, prueba de ello fueron las inclusiones de Munir e Ibai, dos socorristas ofensivos al rescate de los babazorros. Ambos lo intentaron, pero era el día de Caparrós y de su Sevilla. De conseguir sus últimos tres puntos juntos. De despertar de un letargo breve pero placentero.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Una unión onírica transformada en pesadilla para Sergio Rico, que volvió a ver desde el banco otro encuentro. Ya van casi dos meses. El canterano no se vistió de corto para su más que probable adiós, algo que sí hicieron futbolistas como Lenglet, N’Zonzi o Nolito. Tácticamente, es relevante destacar la vuelta de Sarabia al lateral izquierdo, donde no se le había visto desde la era Sampaoli. El ex del Getafe cumplió con creces ante Sobrino, uno de los jugadores más endiablados y escurridizos del combinado visitante. Un conjunto albiazul que, aun sabiéndose que presentaría un once de circunstancias, sorprendió con la titularidad de Bojan, recluido en los calabozos del ostracismo durante toda la temporada. Con su participación, Abelardo quiso brindar al de Linyola un recuerdo positivo, por ínfimo que sea, de su paso por el cuadro vasco.
La primera parte recibió al espectador con alternativas para ambos combinados. Sandro probó a Pacheco en el 5′ con un remate cruzado, pero su disparo se marchó lamiendo el palo. Sarabia lo encontró cuatro minutos después, cuando le detuvo una falta. Poco después llegó el despertar del Alavés, que avisó con maldad de que sus chutes también esconden veneno. Una gran acción personal de Sobrino a punto estuvo de inaugurar el marcador. La cruceta hizo de ‘stopper’.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Con el partido sumido en una fase de ofensivas escasas y comedidas, Ben Yedder sacó el gol a bailar en el minuto 28, en una buena combinación con Franco Vázquez, que se la regaló en el corazón del área. El franco-marroquí, rey del baile en el apartado goleador sevillista, ajustició para poner el primer y único gol de la noche. El mérito, sin embargo, fue de un Vázquez que empieza asomarse al apelativo de ‘crack’. Cerca estuvo de firmar el segundo, pero los reflejos de Pacheco y el palo fueron su único impedimento. Pudieron ser muchos más de no ser por el meta visitante, que aún tuvo tiempo de lucirse en un mano a mano ante Ben Yedder en el 38′.

Real Real Real

Yo es que creo que ni si quiera voy a entrar en profundidad del partido de ayer. Pienso que lo vimos todos:
Kovacic era un ventaja muy clara para el rival.
El Bayern ha regalado mucho atrás como para pasar.
El Madrid (al igual que el Bayern) cada vez que atacaba también le encontraba las cosquillas a los alemanes.
Keylor hizo este año la eliminatoria de Neuer el año pasado.
Las bajas de Carva+Nacho también se notó mucho también igual que las del Bayern.
No entiendo porque ZZ con los mismos nombres no prueba a pasar a Asensio a la dcha y a Kovacic a la izqda. Ya que los alemanes por la otra banda solo atacaban con el lateral, y así dejabas el centro a Luka (más fresco para el balón) para hacer de especie de MC. Si no quería gastar un cambio podía probar muchas cosas para sacar a MAteo del centro. Pero me da que no le gusta hacer cosas en el partido que no haya probado antes en los entrenos.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
En fin, muchas cosas en esta eliminatoria que no se corresponden con el teórico nivel que se le atribuye a los dos equipos. Sinceramente no hicieron una buena eliminatoria ninguno de los dos.

Lo que sí quería hablar es como el nivel físico del Madrid. Como dice @Aarroyo yo también he notado como que al MAdrid le falta energía. Vamos que hace un mes tenían otra chispa, creo que es claro. Y para mí se debe al cruce de octavos, un cruce tan fuerte y tan pronto cambia la planificación y te obliga a un extra de concentración demasiado pronto. Si a eso le sumamos que acto seguido vino la Juve y luego el Bayern… es que el cuadro que le ha tocado al Madrid este año no le ha permitido respirar psicologicamente ni un minuto. Dirán ustedes que tenían la liga perdida, y que el año pasado gana liga y CL, etc. Pero la preparación para la CL no es ni remotamente parecida a la Liga, en un cruce de copa de europa tienes que tener máxima atención a cualquier detalle, cosa que no pasa en la Liga. Es como si en la Liga Madrid y Barça se enfrentasen cada fin de semana.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
queda un mes para la final, difícil recuperar esa chispa. Y presumiblemente le tocará el rival más difícil de todos los que se ha encontrado hasta ahora. El Liverpool de Klopp era el equipo que siempre quería evitar en los sorteos. Siempre dije que este año prefería al City, Bayern o Barça. Una porque si al Madrid le toca el Liverpool antes que estos hubiesen eliminado al City, hubiese perdido por puro exceso de confianza. Típica eliminatoria que llegarí el Madrid a Anfield diciendo, pero si de los que juegan aquí no me suena ninguno. Entonces llegaría Klopp y zasca, 4-0 aprovechando las pérdida en mediocampo por relajación. Espero que en la final estén con los ojos abiertos. En la final sí que veo ese 4-3-1-2 con Isco, y que Isco o Benzema siempre ofrezcan una linea de pase por detrás de la presión de los centrocampistas reds.

Madrid

Lo del Barca en esos años es de un equipo de época. El dominio de los partidos era absurdo. Este Real Madrid, cuya senda de victorias es incluso más jugosa (en camino al 4to título en 5 años), es un equipo más terrenal, que compite en Europa como se ha competido durante los últimos años. A partir de la minimización de errores. A partir de los detalles.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
En términos de la eliminatoria Real Madrid – Bayern, estoy muy en la línea de todos. El Madrid sabe sufrir, claro que sí. Pero sufrió demasiado.

Con la posibilidad de equivocarme, creo que este es el último año del Real Madrid compitiendo como la hecho desde que ganó la Décima. Esto lo digo por varias razones. En primer lugar, si bien jugadores como Cristiano o Modric siguen a un nivel muy alto, el pico de edad en el que se encuentran les está afectando poco a poco. Algo así como “siguen siendo muy buenos, solo que un poquito menos”. En segundo lugar, Rusia 2018 va a ser una competición muy exigente, y me da la sensación de que varios de los jugadores van a sentir eso. En tercer lugar, y esto va un poco más en términos de sensación, me da que ya se les está agotando la concentración. Hombre, igual es que ha sido top, han sabido competir en la competición más difícil prácticamente por media década.

Independientemente de lo que suceda en la final de Kiev, vale la pena aclarar que con lo anterior no quiero decir que el Real Madrid no vaya a llegar en el futuro (cercano) a una nueva final. Solamente siento que esta es la última gesta que ejerce el Real Madrid como “Rey de la Competición”. Luego puede hacer una épica, a lo “Batman: El Caballero de la Noche Asciende”, pero será en un contexto distinto. Igual todo lo que hablo es muy especulativo y en gran parte también dependerá de cómo cambie el plantel blanco, así que no lo tomen muy en serio
La sensación de que el Madrid juega con fuego y no se quema y si se quema son heridas leves.
Con Vidal donde Tolisso varios aspectos del Bayern hubiesen mejorado (sin contar que Arturo no le daría un pase a su arquero sin mirar donde está el 9 rival)
Qué jugador es Kimmich,¿no? 23 añitos, y supliendo notablemente la alargadíssima sombra de Lahm. Un jugador tremendo, lo tiene todo para dominar el carril bávaro durante la próxima década.
El Real Madrid de ZZ, a un partido de hacer realidad lo que muchos veíamos como utópico cuando nos hablaban de lo que consiguió el equipo de Alfredo.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
En un Fútbol tan parejo, tan mediatizado… tan lleno de presiones propias y externas, lo que está logrando esta generación de jugadores en la competición que más te exige emocionalmente es de un mérito mayúsculo. Aquí no hay revancha… aquí una noche mala te deja afuera. Y eso te obliga a estar al 100% concentrado cada segundo, cada respiro. No hay mañana.

Bayern Múnich

Bayern, campeón matemáticamente el pasado sábado de la Bundesliga, espera unir este miércoles a ese logro el de su pase a una nueva semifinal de la Champions, lo que tiene muy favorable tras el 1-2 de la ida en Sevilla, aunque el cuadro español no renuncia a la proeza y a seguir haciendo historia.
El conjunto bávaro ve cerca la clasificación para su sexta semifinal en siete temporadas, pero no se fía, pese a que llega a la cita en un gran estado de forma, como se demuestra al sumar un nuevo título de campeón alemán, el vigésimo noveno de su historia -28 en la Bundesliga y 1 antes de la II Guerra Mundial-. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El capitán, Thomas Müller, bromeó diciendo que las celebraciones fueron las propias de un equipo que “acaba de ascender a quinta división”. La razón de esa continencia es clara como lo señaló el meta Sven Ullreich al decir que “todavía tenemos tareas por delante”, en referencia a la Liga de Campeones y la Copa de Alemania. 

En el partido del sábado contra el Augsburgo, en el que se aseguró el título de la Bundesliga, el entrenador, Jupp Heynckes, optó por una rotación extrema con siete cambios en la alineación inicial con respecto al equipo que había empezado el partido contra el Sevilla. 

En cuanto al parte médico, la novedad positiva para los bávaros ha sido el regreso a los entrenamientos del lateral izquierdo David Alaba, que había tenido problemas en la espalda y fue baja tanto en la ida como en el duelo contra el Augsburgo. 

Alaba podría ser la novedad en el partido aunque no se debe olvidar que Heynckes suele darle tiempo a los jugadores tras una lesión antes de que vuelvan a la competición.  El centrocampista chileno Arturo Vidal, que tuvo que ser sustituido prematuramente en el duelo de ida por problemas de rodilla. En Bayern Múnich, James Rodríguez entró por Vidal y es de esperar que sea titular este miércoles. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Sin embargo, Heynckes ha dado entender que, a diferencia de lo ocurrido en el partido de ida, Arjen Robben podría jugar desde el comienzo lo que implica que, si se asume que Müller suele ser considerado como inamovible, el colombiano tendría que disputarse un puesto con Thiago Alcántara y Franck Ribery. 

En vista de la ventaja que implica el resultado de la ida tampoco se puede descartar que Heynckes de descanso a alguno de los jugadores que están apercibidos y que suelen ser titulares como Joshua Kimmich, Jerome Boateng, Franck Ribery o Robert Lewandowski. Ante el coloso germano, que además tiene unos números como local que son temibles, el Sevilla apela al orgullo, trabajo e ilusión para darle la vuelta a la situación. 

Para ello, se pone como ejemplo el 1-2 logrado en los octavos de final de este torneo en el estadio Old Trafford ante el también poderoso Manchester United o lo visto ante los alemanes en la ida de estos cuartos en el Ramón Sánchez Pizjuán. Hace una semana el Sevilla superó durante la primera parte al Bayern, se adelantó en el marcador y lamentó que los dos goles visitantes llegaran en rechaces de jugadores locales, los casos de Jesús Navas y Sergio Escudero. 

Luis Muriel y Yerry Mina

Dos colombianos, el delantero sevillista Luis Muriel y el defensa barcelonista Yerry Mina, que han compartido vestuario en la Selección de Colombia, buscan en la final de la Copa del Rey de este sábado, entre Sevilla y Barcelona, su primer título como jugadores profesionales en el continente europeo.
Esta final de Copa es una oportunidad para que Muriel, que el pasado lunes cumplió 27 años, alce su primer título no solo como profesional, sino desde su llegada a Europa, que se produjo en 2010 tras su fichaje por el Udinese, aunque no llegó a jugar hasta 2011 con el Lecce.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
El bagaje del delantero cafetero en Europa es mucho más amplio que el de su compañero culé, pues ha jugado ya casi 250 partidos desde que llegó a Italia, con setenta goles y 43 asistencias. 

De todos esos encuentros, el de Santo Tomás (Departamento del Atlántico) ha disputado 42 esta temporada en el Sevilla, con nueve tantos y tres pases de gol hasta ahora, unos números que están por debajo de su anterior etapa en el Sampdoria, que finalizó con trece dianas y nueve asistencias.
Con Yerry Mina todo el juego, Barcelona empató 2-2 contra Celta
‘Yerry Mina estuvo bien, es un jugador con mucho futuro’: Valverde
‘Dejamos la sensación de ser un gran equipo’: Luis Fernando Muriel
El Sevilla ya contó con dos jugadores colombianos en sus filas en anteriores etapas como el goleador Carlos Bacca, ahora en el Villarreal y que alzó dos Ligas Europa (2014 y 2015); y el defensa Aquivaldo Mosquera, que en sus dos campañas como sevillista (2007-2009) no cosechó ningún éxito. 
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
En clave barcelonista, los números de Yerry Mina en Europa son distintos, pues el de Guachené llegó al Barcelona en el pasado mercado invernal y desde entonces apenas ha entrado en los planes del técnico Ernesto Valverde. 

El defensa central, titular este martes en el choque liguero en Vigo ante el Celta pero que tiene más que complicado participar en la final, puede levantar el que sería su cuarto título como profesional y el primero europeo en tan solo cuatro meses desde su llegada al Barcelona, pues ya ganó una Liga con el Palmeiras brasileño y un Torneo Finalización con el Santa Fe colombiano, con el que, además, conquistó una Superliga de Colombia. 

Ambos jugadores se pueden encontrar en el Mundial de Rusia si el entrenador argentino de la selección de Colombia, José Pékerman, decide incluirlos en la lista definitiva el próximo mayo. 
Dos colombianos, el delantero Luis Fernando Muriel y el defensa Yerry Mina, que han compartido vestuario en la selección, buscan en la final de la Copa del Rey de este sábado, entre Sevilla y Barcelona, en lo que sería su primer título como jugadores profesionales en Europa. (Lea aquí:Muriel y Yerry Mina, por su primer título en Europa)
Son 22 los futbolistas que entraron en la convocatoria del Barcelona que el entrenador Ernesto Valverde dio a conocer para la final de la Copa del Rey que el equipo azulgrana disputará este sábado en el estadio Wanda Metropolitano, en el que oficia como local el Atlético de Madrid.