Bayern Múnich

Bayern, campeón matemáticamente el pasado sábado de la Bundesliga, espera unir este miércoles a ese logro el de su pase a una nueva semifinal de la Champions, lo que tiene muy favorable tras el 1-2 de la ida en Sevilla, aunque el cuadro español no renuncia a la proeza y a seguir haciendo historia.
El conjunto bávaro ve cerca la clasificación para su sexta semifinal en siete temporadas, pero no se fía, pese a que llega a la cita en un gran estado de forma, como se demuestra al sumar un nuevo título de campeón alemán, el vigésimo noveno de su historia -28 en la Bundesliga y 1 antes de la II Guerra Mundial-. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El capitán, Thomas Müller, bromeó diciendo que las celebraciones fueron las propias de un equipo que “acaba de ascender a quinta división”. La razón de esa continencia es clara como lo señaló el meta Sven Ullreich al decir que “todavía tenemos tareas por delante”, en referencia a la Liga de Campeones y la Copa de Alemania. 

En el partido del sábado contra el Augsburgo, en el que se aseguró el título de la Bundesliga, el entrenador, Jupp Heynckes, optó por una rotación extrema con siete cambios en la alineación inicial con respecto al equipo que había empezado el partido contra el Sevilla. 

En cuanto al parte médico, la novedad positiva para los bávaros ha sido el regreso a los entrenamientos del lateral izquierdo David Alaba, que había tenido problemas en la espalda y fue baja tanto en la ida como en el duelo contra el Augsburgo. 

Alaba podría ser la novedad en el partido aunque no se debe olvidar que Heynckes suele darle tiempo a los jugadores tras una lesión antes de que vuelvan a la competición.  El centrocampista chileno Arturo Vidal, que tuvo que ser sustituido prematuramente en el duelo de ida por problemas de rodilla. En Bayern Múnich, James Rodríguez entró por Vidal y es de esperar que sea titular este miércoles. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Sin embargo, Heynckes ha dado entender que, a diferencia de lo ocurrido en el partido de ida, Arjen Robben podría jugar desde el comienzo lo que implica que, si se asume que Müller suele ser considerado como inamovible, el colombiano tendría que disputarse un puesto con Thiago Alcántara y Franck Ribery. 

En vista de la ventaja que implica el resultado de la ida tampoco se puede descartar que Heynckes de descanso a alguno de los jugadores que están apercibidos y que suelen ser titulares como Joshua Kimmich, Jerome Boateng, Franck Ribery o Robert Lewandowski. Ante el coloso germano, que además tiene unos números como local que son temibles, el Sevilla apela al orgullo, trabajo e ilusión para darle la vuelta a la situación. 

Para ello, se pone como ejemplo el 1-2 logrado en los octavos de final de este torneo en el estadio Old Trafford ante el también poderoso Manchester United o lo visto ante los alemanes en la ida de estos cuartos en el Ramón Sánchez Pizjuán. Hace una semana el Sevilla superó durante la primera parte al Bayern, se adelantó en el marcador y lamentó que los dos goles visitantes llegaran en rechaces de jugadores locales, los casos de Jesús Navas y Sergio Escudero.